“Resucitan” a neandertales con técnicas digitales

El tracto nasal comienza en los orificios nasales, que es donde el aire toma contacto con el organismo, y culmina en la nasofaringe.

NCYT
Publicado 22/11/2017 a las 12:00

Un estudio internacional liderado por científicos de Argentina demostró que la adaptación de la morfología nasal hizo posible que los hombres modernos pudieran sobrevivir a las temperaturas extremas del período glacial.
 
“En líneas generales, nuestros resultados indican que sólo las poblaciones humanas que alcanzaron latitudes árticas experimentaron una adaptación clara de la morfología nasal que les permitió resistir al frío”, indicó a la Agencia CyTA-Leloir el director del estudio, el doctor Rolando González-José, director del Instituto Patagónico de Ciencias Sociales y Humanas (IPCSH), en Puerto Madryn, Chubut (Argentina).
 
De acuerdo con González-José, el estudio, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), sugiere que desde el punto de vista evolutivo los neandertales y los humanos modernos (sapiens) “resolvieron” de manera adaptativa el problema del acondicionamiento de aire frío y seco a partir de cambios evolutivamente convergentes en la mucosa, por más que los huesos que conforman la caja nasal tengan diferencias significativas entre ambas especies.
 
“Cada especie desarrolló su mucosa nasal como un ‘radiador’ óptimo de manera independiente, pero ambos con eficacia termodinámica. Ese tejido les permitió calentar y humedecer el aire inspirado, y quienes mejor lograron esto desde el punto de vista termodinámico, son las poblaciones humanas del Noreste Asiático”, agregó el científico.
 
El tracto nasal comienza en los orificios nasales, que es donde el aire toma contacto con el organismo, y culmina en la nasofaringe, el punto donde el aire debería estar saturado de humedad y a la temperatura corporal (36° C).
 
Para realizar los análisis, un equipo integrado por ingenieros, antropólogos, paleontólogos, informáticos, biólogos y médicos logró reconstruir con métodos digitales la mucosa nasal en restos de neandertales y simular el ciclo respiratorio bajo diferentes escenarios climáticos.

“Fue necesario realizar una reconstrucción digital de la anatomía nasal interna de la nariz de humanos y neandertales, especies que ocuparon paisajes extremadamente fríos y secos”, explicó la autora principal del estudio, la doctora Soledad de Azevedo, investigadora asistente del CONICET en el IPCSH, que depende del Centro Nacional Patagónico (CENPAT) y del CONICET.
 
Para completar el estudio, los investigadores cooperaron con el doctor Osvaldo Velán, del Hospital Italiano de Buenos Aires, y compilaron una muestra de referencia integrada por inmigrantes chinos (representantes de la población del noreste asiático) y argentinos de origen sur-europeo. “La población norasiática (de la cual derivan los inmigrantes chinos) evolucionó adaptándose al clima frío durante la gran diáspora humana. Por eso comparamos su mucosa nasal con la de los europeos del sur, que evolucionaron en climas templados”, explicó González-José.
 

Tus comentarios

En Portada

1 day 19 hours
Explicó que, una vez recibido el pedido de destitución, el Congreso le informó a la Presidencia y en la siguiente sesión
1 day 20 hours
“Soy de los que piensa que ni clérigos, burócratas o esposos tienen el derecho de controlar el cuerpo de una mujer”, sostuvo.
1 day 20 hours
En total, siete miembros de la célula del grupo EI fueron detenidos durante una operación de las fuerzas de seguridad.


1 day 21 hours
También permitirá compartir experiencias y contribuir con investigaciones y procedimientos para la reparación de daños.
1 day 23 hours
Guerrero anunció que los alcances del conversatorio serán plasmados en un convenio marco interinstitucional.